Este programa orienta su trabajo a la acción e interacción con la población  campesina e indígena del Sur Andino. Entre sus prioridades está la formación y  capacitación de líderes campesinos para el fortalecimiento de sus organizaciones y sus capacidades de representación y participación política de varones y mujeres. Asimismo, el fortalecimiento de los gobiernos locales en la  perspectiva de aportar a la construcción de la descentralización “desde abajo”.
Las prioridades en el trabajo con gobiernos locales están referidas al  fortalecimiento de sus capacidades en la gobernanza del agua con enfoque de  cuenca, planificación y ordenamiento territorial, promoción de experiencias de  desarrollo económico local a través de articulaciones verticales y horizontales  entre negocios de la actividad turística bajo el enfoque del turismo responsable.

Su objetivo es promover el diálogo intercultural a partir del reconocimiento de  las diferencias y la diversidad cultural; provocar, estimular y tejer  relaciones de interculturalidad en un escenario con alta fractura y profundas  brechas sociales. Nos conmueve la discriminación, las intolerancias crecientes,  actitudes de desprecio hacia la cultura andina y las barreras socioculturales  que mantienen el desencuentro de nuestras sociedades.